28
May

¿Qué es el consumo colaborativo o sharing economy?


Desde hace algún tiempo viene creciendo con fuerza una forma diferente de entender los hábitos de consumo bautizada con el nombre de consumo colaborativo o sharing economy en inglés. El término fue acuñado por primera vez por Ray Algar en el artículo del mismo título publicado en el boletín Leisure Report de abril de 2007. A través del blog de theyumers intentaremos explicarte en qué consiste esta tendencia (cada vez más afianzada), las posibilidades que ofrece y los servicios que han ido surgiendo a su alrededor. Para ello, vamos a utilizar la definición que de consumo colaborativo ofrece Wikipedia:

“El consumo colaborativo se refiere a la manera tradicional de compartir, intercambiar, prestar, alquilar y regalar, redefinida a través de la tecnología moderna y la nuevas maneras de medir la reputación de las personas.El movimiento del consumo colaborativo supone un cambio cultural y económico en los hábitos de consumo marcado por la migración de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas de tipo peer-to-peer (red-entre-pares o red-entre-iguales).”

En esta definición los medios sociales cobran especial relevancia ya que, a través de ellos, los usuarios pueden superar la barrera de la desconfianza e iniciar relaciones más fructíferas. Podemos englobar dentro de los medios sociales a los blogs, microblogs, Twitter, Facebook. Además, y gracias al auge de los smartphones, también han irrumpido con fuerza las redes sociales móviles construidas en torno a las necesidades de una comunidad de usuarios.

Este es el caso, por ejemplo, de nuestra app YuMe, que pone a disposición de sus usuarios la posibilidad de intercambiar, alquilar, comprar o vender objetos y que la comunicación se realice directamente entre ellos, sin intermediarios. En este listado puedes consultar muchos de los proyectos de consumo colaborativo que se están llevando a cabo en España.

¿Por qué estos medios permiten aumentar el grado de confianza? Porque a través de ellos se puede acceder a los perfiles públicos de usuarios con valoraciones y reseñas que ayudan a configurar una imagen muy clara de la persona en cuestión.

redes sociales YuMe

 

Si tomamos ‘prestada’ la estructura que ofrece la web consumocolaborativo.com, las formas de consumo colaborativo se pueden dividir en tres partes:

-Sistemas basados en producto: en lugar de adquirir un artículo, se paga por su uso durante un teimpo determinado. Un ejemplo perfecto sería el tema del car sharing o el alquiler de coches entre usuarios.

-Mercados de redistribución: redistribuir los bienes usados o adquiridos de donde ya no se necesitan hacia algún lugar o alguien que sí los necesita, como en los mercados de intercambio y de segunda mano. En algunos mercados los productos pueden ser gratuitos, en otros se intercambian y en otros se venden.

-Estilos de vida colaborativos:  gente con intereses comunes se pueden unir para compartir e intercambiar bienes menos tangibles como tiempo, espacio, habilidades y dinero. Estos intercambios tienen lugar principalmente a nivel local. A nivel más global existen fórmulas como el alquiler de habitaciones a viajeros o simplemente dejar dormir a la gente en tu casa.

En próximos post iremos profundizando en cada una de estas fórmulas para conocer mejor una tendencia que, según algunos expertos, va a producir el cambio más importante desde la revolución industrial: el consumo colaborativo.