11
Jun

Cambio de tercio: Fomento no multará a los usuarios de Blablacar


Blablacar multas

 

Tras el revuelo creado por el comunicado de Fomento aludiendo a la posibilidad de multar servicios de consumo colaborativo como Blablacar o Uber, sus responsables han anunciado una matización: los usuarios de plataformas de transporte compartido que se pongan de acuerdo entre sí para viajar no necesitan de una autorización y, por ende, no serán multados.

De esta manera, Blablacar, el servicio de coche compartido y sus usuarios no deben tener miedo a utilizar esa forma de compartir coche. Según el director general de transporte terrestre, Joaquín del Moral, cuando se trata de una actividad en el ámbito de lo privado, estas plataformas estarían cumpliendo con la legislación vigente.

Ahora bien, si las autoridades comprueban que se está realizando una actividad profesional sin tener autorización necesaria para ello, se actuará en consecuencia como con cualquier tipo de servicio. Del Moral añade que la intermediación también está regulada, por lo que deberá cumplir con la legislación vigente.

Por su parte Blablacar ha declarado que sus usuarios solo comparten gastos de viaje y que su plataforma no se dedica al transporte de viajeros por cuenta ajena. De hecho, la firma francesa firmó en 2011 un acuerdo de colaboración con el Ministerio de Industria, Telecomunicación, y Comercio con la misión de fomentar las buenas prácticas del coche compartido y, así, contribuir a la reducción de emisiones de CO2 y la eficiencia energética. 

Por ello, todas las miradas apuntan a Uber, ya que esta empresa americana si ejerce una actividad económica en el ámbito de lo privado cobrando una retribución económica por llevar a los pasajeros dentro de la ciudad, en distancias muy parecidas a las del taxi.

¿Qué dice Uber al respecto?  Según informa La Voz de Galicia, la portavoz de este empresa en Barcelona, Ana Aguilar ha respondido que “están sorprendidos por la reacción de Fomento” y ha pedido “diálogo para encontrar una solución”. También ha señalado que “Uber trabaja con las administraciones locales, regionales y nacionales para llegar a acuerdos que permitan estas relaciones entre particulares”. Además, declara que seguirán negociando para que haya “soluciones dinámicas y accesibles para la movilidad urbana”. También ha hecho referencia al sector del taxi, tildándolo de monopolista y poco abierto a los cambios.

De momento, los taxistas han reaccionado ante es situación convocando una huelga de 24 horas en Madrid para protestar contra los servicios de Uber. Esta empresa ya ha sido prohibida en Bruselas, mientras que en Barcelona la Generalitat de Cataluña le ha abierto un expediente informativo.